THYRIANOS. MODO DE VIDA

Los Thyrianos por lo general viven libres y dispersos por sus tierras, no tienen concepto de país ni de tener un gobierno central, salvo, como hemos dicho, cierta sumisión a la Gran Madre Eiwa, que desde la única ciudad considerada como tal, se preocupa de hacer llegar los recursos suficientes a todas las poblaciones thyrianas, donde gobiernan sus hijos directos. Gran parte de los territorios son praderas donde cazan montados en sus duros caballos thyrianos. Por lo cual su modo de vida, en general es nómada. Cazan y recolectan lo que les da la naturaleza, moviéndose en grupos que son clanes. Tienen pocos asentamientos fijos y van variando el recorrido de sus migraciones en busca de caza, pastos y frutos, pero cuando llega el invierno regresan a los campamentos de invierno, a los cuales denominan “Kisib banda” (lugar de invierno) que luego añaden otro nombre conforme a las características, quitando por comodidad la última palabra.

LOS KISIB BANDA Y OTROS ASENTAMIENTOS THYRIANOS.

Son los asentamientos básicos de Thykur y fuera de las temporadas de invierno, apenas hay personas en los mismos, solo las que tienen los puestos de comercio y algún habitante que ha encontrado la manera de obtener sustento todo el año sin moverse del campamento. Hay que recalcar, que estos campamentos son intercambiables y que no tienen un dueño particular. Generalmente, los habita el primer clan que llega al mismo, no teniendo problemas de compartirlo si se juntan mas clanes ese mismo invierno, ya que lo que comparten es el lugar y no las estructuras, pues pocas estructuras son fijas en estos campamentos. A veces hay empalizadas o muros de piedra, pero solo los tienen los Kisib banda cercanos a Ia frontera con Ilumaiya que es de donde vienen las criaturas hostiles a saquear las tierras que habitan los thyrianos.

Estos asentamientos son gobernados por el líder tribal o patriarca, al que llaman Gal Belur o que significa grande entre los nobles. Al principio, al igual que los Eiwafi de las poblaciones estables, eran los hijos directos de Eiwa o de sus sagradas jinetes Shaktis, pero con el tiempo, este puesto fue siendo delegado al primer hijo del propio gobernante, siendo transmitido por herencia de padres a hijos. Es por eso, por lo que los clanes nómadas son todos de la misma estirpe, a nivel de gobierno.  

Habitualmente, estos clanes, cuentan con religiosos ordenados, que se denominan Ensi, que en el caso de las tribus nómadas, son los Ensis Alfar, los únicos que pueden vivir desvinculados de los Templos de los asentamientos fijos. Estos son los encargados de realizar los rituales y ceremonias necesarias para comunicarse con su dios Thyr. En estos clanes, muchas veces, cohabitan una especie de brujos o chamanes, denominados Simug, los cuales consideran a Thyr como un espíritu más del conjunto de los poderosos espíritus que andan en comunión con el plano mundano en el que viven. Estos Simug, a pesar de no estar bien vistos, son aceptados e incluso muy solicitados sus servicios, cuando tienen que atender a heridos.

En las zonas boscosas del sur, los thyrianos han terminado asentándose y formando núcleos fijos familiares durante todo el año, ya que el sur, por un lado es el sitio más peligroso por su cercanía a Ilumaiya, pero, por otro el que mejor clima, caza y frutos tiene durante todo el año, por lo que no tienen la necesidad de moverse. Allí suelen vivir dispersos en clanes por los bosques o entre las montañas de Irkania, también se ven las únicas granjas estables de la cultura thyriana.  

Además de los Kisib banda (campamentos invernales fijos), a lo largo de Thykur hay pequeños núcleos de población dedicados, sobre todo, al comercio, a la producción artesanal, al intercambio de bienes que se han adquirido a lo largo del año y al establecimiento de templos o ermitas dedicados a su dios Thyr.  Esos pequeños núcleos de población son dirigidos por la clase noble llamados Eiwafi, que significa literalmente «hijo de Eiwa».  Eiwa elige anualmente a uno, de entre los mejores hombres de Thyrkur, para concebir lo que serán los dirigentes de esas pequeñas poblaciones si son varones o como guerreras Shaktis si son hembras. Los hijos de Eiwa, también ocupan la posición dirigente en todos los templos de Thykur. Esta elección la realiza todos los años coincidiendo con la única fiesta anual que celebran todos los thyrianos, denominada, fiesta de la Polanización.

En todas las poblaciones hay un templo o ermita dedicado a Thyr con los «Ensi» (sacerdotes y sacerdotisas) que lo dirigen. Esos templos, además de servir para los eventos religiosos, son los únicos sitios de sabiduría y enseñanza de Thykur. Es en los templos, donde los niños thyrianos adquieren los conocimientos culturales básicos de su cultura, además de aprender a leer y escribir el lenguaje común eldiano y el lenguaje sagrado de su dios. Allí se recopila toda la información relevante en tomos que almacenan en bibliotecas parecidas a las que conocemos.

 En los templos y solo en los mismos, se celebra anualmente el evento más importante del año, llamado, como se ha dicho anteriormente «Polanización». Ese día se reúnen todos los jóvenes que acaban de cumplir los 20 años y todavía están sin polanizar (sin haber tenido aún alguna relación sexual) y es cuando son polanizados en una gran fiesta en la que está invitada toda la población. La fiesta de la Polanización se celebra el primer día del año que es a su vez el primer día de la primavera. Días antes, llegan a las poblaciones gentes de toda la zona con sus mercancías para venderlas en el mercado o para comprar o intercambiar, y también para acudir a la propia fiesta. Entre los thyrianos es raro ver personas viejas, pero si es muy común ver personas que han quedado inválidas por culpa de las luchas con los incursores que atacan sus tierras de vez en cuando, sobre todo de Ilumaiya.

Algo de economía thyriana

Los thyrianos no tienen una industria en sí. La mayor producción de metal la traen directamente de Thykar, la ciudad donde vive la Gran Madre Eiwa y donde se encuentra el yacimiento de acero natural y oro puro al aire libre caído de los cielos por obra de sus dios, según creen todos. Estos metales los extraen con ayuda de una especie anterior a los eldianos que son conocidos como Lubanu. Allí mismo funden los metales en lingotes para poder almacenarlos para distribuirlos posteriormente por toda Thykur según las necesidades de cada asentamiento.

Es por eso que en Thykar se dan la mayor cantidad de industrias, comercios y talleres artesanales de todas las tierras que habitan los thyrianos.

En el resto de las poblaciones, el desarrollo es muy parecido al que hemos conocido en la baja Edad Media nuestra. Hay pequeños talleres de artesanos, según las necesidades de las poblaciones, algún comerciante que se ha establecido fijo y que son más almacenes de productos variados de intercambio que otra cosa, ya que la moneda es algo que está empezando a instaurarse por medio de la Orden de Thyr.

La Orden de Thyr, además de sus funciones propias, ha inventado e instaurado la moneda como medio universal de pago. Se trata de una pequeña pieza redonda de oro con las marcas de la Orden por un lado y el martillo de Thyr por el otro. Por ello son los mayores beneficiaros del oro que se saca en Thykar, el cual lo transforman en monedas que van introduciendo a cambio de bienes y diversos productos, estableciendo de esa manera la necesidad de la misma y una manera de facilitar los intercambios comerciales, dejando un poco de lado el engorroso sistema de trueque, que todavía funciona a pleno rendimiento entre todos los thyrianos.

La agricultura se da a nivel de clanes que se dedican exclusivamente a un cultivo determinado. Es por eso por lo que hay clanes que se denominan de “Los Cebaderos”; “Los Trigeros”; “Los habichueleros” y toda esa serie de nombres que se pueden asociar a un cultivo único. Las gentes de estos clanes, suelen establecerse en los asentamientos fijos y, de hecho son el motor del crecimiento de los mismos.

Por otro lado también hay clanes que solo se dedican a la recolección de un determinado fruto o producto y estos son siempre nómadas.

Visitas de esta página: 61570

Comparte :)

Descubre más desde Creative Gnomons

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta